Prater

Introduce tus fechas para encontrar actividades disponibles

5 atracciones que no te puedes perder del parque de atracciones Prater de Viena

En el corazón del bello Prater vienés se encuentra el famoso parque de atracciones anteriormente conocido como el Wurstelprater. El Wurstelprater abrió sus puertas por primera vez en 1766 y hoy en día alberga una especial mezcla de atracciones antiguas y nuevas para hacer las delicias de los visitantes de todas las edades.

  • Noria gigante

    1. Noria gigante

    Construida en 1897, la noria gigante de Viena es una de las atracciones turísticas favoritas de la ciudad. Ha salido en muchas películas como "Antes del amanecer" y "El tercer hombre", y ofrece unas vistas increíbles de la ciudad.

  • Praterturm

    2. Praterturm

    Para disfrutar de un panorama que hace palidecer al de la noria y llevarte un chute de adrenalina, súbete a esta torre de 117 metros de altura, el columpio volador más alto del mundo.

  • Rotor Mágico Calafatis

    3. Rotor Mágico Calafatis

    Este es un clásico de los parques temáticos de toda la vida. El rotor mágico gira a una velocidad de 30 vueltas por minuto, lo que hace que los pasajeros se peguen a las paredes debido a la fuerza centrífuga.

  • Volare

    4. Volare

    Los más valientes deberían probar el Volare, una montaña rusa que lanza a los pasajeros con la cabeza por delante para simular la sensación de sobrevolar una distancia de 420 metros.

  • Asiento eyectable

    5. Asiento eyectable

    Si no has tenido suficiente con Volare, dirígete entonces a la atracción de asientos eyectables y déjate catapultar hacia el cielo a la increíble velocidad de 14 metros por segundo.

Planeando tu visita

  • Mercadillo de Navidad

    Si visitas el Prater en invierno, asegúrate de ver el famoso y tradicional mercado navideño que tiene lugar desde mediados de noviembre hasta principios de enero delante de la noria gigante.

  • Tickets

    Ten en cuenta que no hay precio de entrada al parque de atracciones y que los tickets se deben comprar de manera individual para cada atracción. Esto es genial para padres que quieran dar un capricho a sus hijos, ya que el parque es un sitio muy agradable para pasear aunque no se quiera montar en ninguna atracción.

Lo que debes saber

  • Cuándo visitar
    Abierto las 24 horas del día todo el año. Las distintas atracciones pueden tener horarios de apertura distintos.
  • Precio
    La entrada es gratuita, pero los tickets para las atracciones cuestan dinero.
  • ¿Necesitaré un guía?
    No es necesario ir con guía, pero puede resultar interesante para disfrutar aún más del día.
  • Cómo llegar
    Toma la U1 o U2 hasta Praterstern o la U2 hasta Messe-Prater.
  • Consejos adicionales

    • Consulta las condiciones de la Pratercard si prefieres no usar efectivo a la hora de pagar en Prater.

Prater: opiniones de otros viajeros

Valoración general

4.4 / 5

basada en 5158 opiniones

Buena forma de conocer Vienna en invierno

El tour es adecuado, como la mayoría de los tour de estas características, pero lamentablemente por la fecha, nos indicaron que no estaba disponible el tour a pie por el centro de la ciudad, lo que habría sido muy positivo. Asimismo, al intentar hacer el tour de la línea verde, se nos indicó que éste finalizaba a las 14:30 hrs., mientras el resto lo hacía dos horas más tarde. Esto no estaba indicado en el folleto. Se valora positivamente el hecho que había una promoción de 2x1 por ser Navidad y a pesar de no haber comprado así los tickets, se respetó y el tour en vez de durar 24 horas fue válido por 48.

una forma genial de conocer viena con peques

Planeando el viaje una de las cosas que más me preocupaba era mi hija de 5 años , como hacer que disfrutará de la maravillosa ciudad y al mismo tiempo conocer todo lo posible , y el autobús turístico nos dio la opción de unir ambas cosas . Ella disfruto y pudimos gracias a las diferentes líneas conocer rincones increíbles. La locución en español ayudó mucho también!!!!

Una práctica manera de conocer la ciudad.

Muy buena, lástima que la conexión entre las líneas es en algunos casos un poco complicada, ya que para cambiar de línea has de volver a hacer todo el recorrido. Vale la pena la línea verde, no hace falta ni bajar, ya que haces la colina y los pueblos cercanos y alrededores de Viena, son preciosos !!

Una apuesta segura, la viena city card, ya que el transporte es ilimitado durante el tiempo que escojas y te da un pequeño descuento sobre ciertas actividades, restaurantes, tiendas...

Una experiencia positiva y muy cómoda. Puedes visitar la ciudad y sus alrededores . Bajas donde más te interese , haces la visita y vuelves a subir. Muy práctico.